El poeta Javier Díaz Gil presentó su último poemario

La Asociación Cultural Luciérnaga presenta el libro “Vivo extramuros y El ángel prometido”, de Javier Díaz Gil

El pasado 16 de Abril, la Asociación Cultural Luciérnaga llevaba a cabo en el patio de la Alhóndiga su tercera “mirada” al arte y la literatura tras la instalación Franquicia III, de Emma García-Castellano y la exposición fotográfica Efigiegrafías, del artista infanteño Juan Luís Fernández Hurtado. En esta ocasión tiene la palabra la poesía, el retrato intimista del poeta madrileño Javier Díaz Gil, que nos presentó su último libro. Díaz Gil cuenta con una trayectoria poética amplia. Actualmente es coordinador de la Tertulia-Taller literario RASCAMÁN que se reúne todos los miércoles por la tarde en el Café Ruiz de Madrid.

En 1995 obtiene un Accésit en el I Certamen de Poesía “Miguel Hernández” convocado por la A.V.V. Pueblo Unido de Villaverde Alto (Madrid). En 1998 primer Premio del XI Certamen de Poesía de la E.U. de Magisterio de Guadalajara (Universidad de Alcalá de Henares, en los años 1999,2000 y 2001 “Premio “Ciudad de Getafe” en relato corto, En Junio 2000 su poemario “HUMO” obtuvo el primer Premio del I Certamen “Humberto Tenedor” convocado por el Centro de Estudios Abaraneros y el Ayto de Abarán (Murcia) y en Julio de 2000 primer Premio “Nicolás del Hierro” con su poemario “Hallazgo de la Visión” . Con “Vivo extramuros…” nos presenta el extrañamiento como idea de destierro, privación, conceptos como el deseo y la realidad, o lo probable y lo posible. “A veces / regreso a a muralla / poso mi mano / sobre la piedra / para sentir vibrar la vida / allá dentro”.

La presentación corría a cargo del ex-presidente de la Asociación Cultural Luciérnaga, el poeta Joaquín Fernández, quien en su presentación afirmaba que “nos encontramos con una poesía desnuda que tiende a la poesía del silencio, cuyos referentes son José Ángel Valente, Blanca Varela o J.L Lopez Pavcheco”. La poesía de Javier Díaz juega también con la disposición tipográfica del poema, en una necesidad de dar sentido a los espacios en blanco, “a lo que se calla, realmente todo poeta tiende al silencio, a callarse, a no escribir más, ese momento en el que está todo dicho o la imposibilidad de decirlo todo lo que te hace callar”.

Javier Díaz leyó varios poemas de su nuevo libro, una obra en la que da importancia a la figura poética del ángel, muy presente en otros autores de la talla de Rilke y a la que da una vuelta de tuerca, mientras otros autores apuestan por la figura del ángel Díaz lo hace por la figura del fantasma, más terreno, que queda en la tierra acompañando a los vivos, mientras que el ángel se eleva y desaparece.

Díaz presenta dos poemarios en un mismo libro, algo que para Joaquín Fernández debe ser una máxima en todo poeta, ya que “los libros deben ser circulares, un camino que dé sentido a la obra del poeta, de manera que cada libro sea un eslabón de la cadena que es la obra total de un poeta”. Javier Díaz agradeció las palabras de Fernández, al tiempo que mostró su agradecimiento hacia la Asociación Luciérnaga por haberle permitido presentar este libro en un marco tan emblemático y por el que han pasado tantos grandes poetas en las Jornadas Literarias.

Fuente: Balcón de Infantes

Anuncios

Acerca de asociacionculturalluciernaga

Asociación no lucrativa comprometida con el desarrollo cultural, contribuyendo notoriamente a la formación de personas participativas, tolerantes, analíticas e innovadoras y, al mismo tiempo afianzando a Villanueva de los Infantes como referente cultural, no sólo por su patrimonio, sino también como centro dinamizador de cultura.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.